Seguidores

viernes, 27 de septiembre de 2019

Martango


Las luces se quejan de aquello que no dejan de alumbrar
y esa luna prófuga de tu vista
se oculta tras una nube
para que vos, escondida tras una rosa no intentes mirarla
ni atraparla y ni llevarla detenida en tus retinas.

el mar retumba frente a tus oídos con su lamento estéril y constante
nadie escucha su reclamo, y vos te sentís animada con su canto
que ha devorado años, vidas, desconsuelos
sin entender que su entono no es canto sino queja
tal vez un tango inédito que ruge desde el fondo de su garganta
y se lanza como un grito en su oleaje.

vos continuas tu marcha lenta
                marcha perezosa
mientras que la luna, aliviada
vuelve a asomarse tenue.

8 comentarios:

  1. Bonito poema, conjugando el mar y el tango que tanto me apasiona!!
    Saludos Claudio!!😊

    ResponderEliminar
  2. Ella parece que resucita.
    Que le vaya bien.

    ResponderEliminar
  3. Ese retumbar de los oídos... Parece lo escucho desde tus versos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Una luna coqueta que se esconde y asoma
    me gustó como telón de fondo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Partir, enfundada en cuero viejo. Regresar, tras el oceánico embeleso de unas letras.

    ResponderEliminar
  6. Tiene una cadencia especial. Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Y sin embargo es TAN bonita su queja. Me encantó también el título, Martango
    Besitos

    ResponderEliminar