Seguidores

domingo, 19 de noviembre de 2017

Teoría poética


No queda más remedio para comenzar un poema

que mirar los ojos de las personas

y buscar en los mismos aquello divagante.



 víctimas de estériles urgencias que

se pierden por el camino [que alumbran tus ojos] con ese mirar inquisitivo

tan urgente, espontáneo y a veces dubitativo que admiran

 la luna,  a esos caracoles que juntábamos en la playa; como así también

aquellos muros donde escribíamos esos nombres que llevábamos en el recuerdo,

o aquellas palabras que vos me decías cuando jóvenes

- cantemos esta canción. escribamos juntos un poema.

y yo te respondía: - no se puede escribir un poema de a dos, la poesía es de uno.

y vos me retrucabas: - el poema es lo que se vive y estamos viviendo cosas juntos.

para que discutirte, si en definitiva vos terminabas teniendo razón.

quizás esas palabras amuradas fueran también poesía

pues nos llevaban a largar algunas lágrimas, ya sean de dolor o de alegría.



pero ¿quién es dueño de la poesía?

tal vez las aves que conquistan en el aire aquello imposible para nosotros

los perros guardianes de su territorio que saben hacernos sentir emociones como

el miedo o el afecto.

los peces en su medio acuoso tan extraño,

o esa luna perdida, rabiosa y siempre motivadora de poetas

o de las orugas que devoran ese verde que tanto amamos,

del autor o del lector

podría ser del gorrión que caga la blanca pared de la catedral

sin ser juzgados ni espantados por su atrevimiento

por aquellos que la habitan

y se esconden para sus suspiros, jadeos y gritos de gozo

que en su ajetreo vertiginoso derrumban imágenes de santos y crucifijos

hasta olvidarse casi de llamar a misa,

y mientras los fieles esperan afuera

ellos lavan sus partes

para hablar luego del sexto mandamiento

y que, por eso, estos últimos, no son dueños de la poesía, por supuesto que no

falsas versiones de lo justo

por eso no es justo que siquiera la nombren.

2 comentarios:

  1. Poesía en todos los elementos y sensaciones que el poeta con su sensibilidad puede expresar, y una dosis de imaginación y de recuerdos que no falta.
    Una hermosa composición nos dejas con tu teoría, donde caben todas las miradas.
    Un gusto volver a leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar