Seguidores

miércoles, 30 de marzo de 2016

Sentencia escrita



Puedo escribir mil veces
decir o repetir lo que se ha dicho
sucumbir en el veneno de las palabras
aquellas que están en desuso
sin pensarlo, sin sentirlo.

puedo creer, sentir, alzar la voz
pero no puedo desdecirme de lo escrito.

solo queda sucumbir
a la fuerza de esa palabra
a ese registro eterno
que nadie borra
ni siquiera el fuego infernal
de las brasas ardiendo el papel.

una única sensación me queda
que aquello escrito
(como esto)
sea un simple juego
un juego que nos condena a través de la tinta.
por eso, siempre lo sostuve:
escribir lleva implícito sus riesgos.

lunes, 14 de marzo de 2016

Cantar



Cantar
no solo con la boca
cuando todo el cuerpo pide que cantes
cantar con las manos, con los pies, con los hombros
cantar entre los cedros del bosque
frente al espejo
en cualquier sitio.

Cantar siempre cantar
de frente o de espaldas
resulta inevitable.

Y cuando la canción acabe
dejar relucir todo lo dicho
en los hechos
pintando esa acuarela de la vida
en el paño de la existencia
y así transformar la vida en arte
y el arte en vida.

miércoles, 9 de marzo de 2016

Destino



Me siento a la mesa, circunspecto, arrasado por el destino
cruel que no cesa, abrazador, solemne,
intuitivo en desmedida.

me escucho hablar sobre ciertas cosas
y me digo a mi mismo
¿qué preguntas habré de hacerme
en el instante previo a la muerte?

me siento cómodo a la mesa (tus pupilas me miran)
vos estás ahí, cálida
también abrazadora y solemne como el destino.

vos también sos cruel:
en la forma de tus piernas
en tu mirada
en tu pelo.

¿qué tendrás que ver vos con la muerte?
pregunta sin sentido, ya lo sé
como no tiene sentido nada que se te asemeje.

mis manos se deslizan por debajo de la mesa
y acarician tus muslos, con mis dedos infinitos
que llegan a todos los rincones (solo permitidos a mis dedos).

el café se enfría.

la correa de tu cartera en tu hombro anuncia tu partida
y te miro partir
tal vez porque con vos se esté yendo mi destino.