Seguidores

lunes, 30 de marzo de 2015

Jueves

A las madres de la Plaza de Mayo



Por la ventana, el sol reflejaba luces azules y rojizas que caían sobre la mesa, donde ellos almorzaban casi en silencio.
La televisión rompía un poco la monotonía al recordar aquellos cuadros que ya no estaban en la pared.
En sus bocados pequeños, había recuerdos:
las borras de café
                        las puertas derrumbadas
                                   y por supuesto, Nacho.

Era jueves, se hacía tarde
ella le dio un beso
                        tomó su pañuelo

                                                           y se fue.

martes, 24 de marzo de 2015

Sombra

Siento que mi sombra me recorre
de pies a cabeza, buscando un poco de cuerpo
pero algo se le pierde
en su solidez etérea.

¿Será que algo de mi ímpetu
la flagela y no la deja recorrerme?
¿O es que soy dueño de mis fantasmas
y eso un poquito la cohíbe?

Entonces se va,
prefiere no permanecer cerca de mí
y ese es el instante que me aterra,
pues un hombre de bien
no puede vivir sin sombra.

Es por eso que nos ponemos de acuerdo:
yo mantengo mi cuerpo
para hacer las cosas que hacen todos los cuerpos
y ella busca un haz de luz para aparecer en el suelo o las paredes.
Eso sí,
siempre le consulto adonde ir,
no sea cosa que uno de los dos desaparezca.