Seguidores

viernes, 27 de febrero de 2015

Caminar

Abro las puertas y las ventanas y salgo a caminar
para pensar sin pensar en nada
y para abrir los ojos a los caminos.
Caminar cuando hablo,
cuando amo,
a veces sin ver al que va a la par
sin dudar de caminar
aunque sea entre las dudas.
Caminar sin mirar atrás
pues no hay caminos, dijo Antonio.
Caminar sin ver
y llegar hasta el olivo
y esperar a su sombra a que se vaya el sol
¿para qué caminar?

no lo sé, pero es imprescindible.