Seguidores

viernes, 27 de febrero de 2015

Caminar

Abro las puertas y las ventanas y salgo a caminar
para pensar sin pensar en nada
y para abrir los ojos a los caminos.
Caminar cuando hablo,
cuando amo,
a veces sin ver al que va a la par
sin dudar de caminar
aunque sea entre las dudas.
Caminar sin mirar atrás
pues no hay caminos, dijo Antonio.
Caminar sin ver
y llegar hasta el olivo
y esperar a su sombra a que se vaya el sol
¿para qué caminar?

no lo sé, pero es imprescindible.

6 comentarios:

  1. No hay otra salida...
    Seguir caminando hasta cuando sea.

    ResponderEliminar
  2. Caminar nientras nos sea posible.
    Un placer leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Caminar tantas veces nos salva de nuestra mente, que es una bendición.

    Reflexivo poema, me gusta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Caminamos porque estamos vivos, eso es bueno
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Caminamos porque estamos vivos, eso es bueno
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Para mí , sin duda , lo es... Salir y despejar... Especialmente junto al mar. Caminar sin rumbo y con uno en mente pero caminar y mientras acariciar las sensaciones que sin darte cuenta te acompañan en tu peaseo contigo mismo y con todo lo demás.

    Un abrazo... De luz ✴

    ResponderEliminar