Seguidores

sábado, 5 de mayo de 2012

Desarenados

Entre la arena y la vida
ellos caminan de la mano.

arena sin tiempo,
 locura fugaz que se derrama
para perderse en la espesura de la playa.

sin motivos aparentes para aparearse
sucumben con sus sexos
y se entregan a ese deseo ardiente,
mar de labios que desembocan en la nada.

sus cuerpos se convierten
en bosques de soles y primaveras.

 sol de fuego que no quema

 locura fugaz que se derrama
vagando entre el barro y la tiniebla
se agolpan las sombras en la carne y los huesos.

nada queda después de esa mirada
y junto a ellos tal vez el olvido
llegó para agregar su conclusión
que todo sea un palacio de ruines y de ruinas
y al final de todo quede
nada más que un poco de silencio.  

12 comentarios:

  1. Cuanta tristeza en tan pocas palabras. Transmites muy bien y por sobre todo que bien escribes.

    Gracias por tu comentario en
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  2. MUY MELANCÒLICO TEXTO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con el amigo RELTIH.
    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  4. Ruines y ruinas por todas partes...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Algo así como un desesperado oasis en medio de tanta ruindad creada por ruines...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola soy Anna. Muchas gracias por tu comentario en mi blog
    Te sigo, me gusta tu espacio.
    Ademas te invito a participar en un certamen que organizo de poesia
    http://romanceanna.blogspot.com.es/2012/04/2-certamen-de-poesia.html
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Belíssimo!!!
    Beijos amigo e bom domingo!!

    ResponderEliminar
  8. Se queda una sensación de tristeza tras leer tus versos...

    Un beso nada ruín ( o dos).

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por tu visita a mi blog!
    Besoss

    ResponderEliminar
  10. A veces el silencio es necesario, pero no es bueno quedarse sólo con eso.
    Muy bonito el poema.
    Besoss

    ResponderEliminar
  11. Bendito silencio...
    Hermosas letras! Un placer leerte, te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Algo más que silencio queda siempre. Más que ruina y arena. De todos los naufragios, el mar devuelve alguna ánfora. Genial el poema.

    ResponderEliminar