Seguidores

viernes, 9 de marzo de 2012

Chica en el bosque

En su gigante soledad verde oscura,
algunos rayos de luz y destellos que se asoman
Entre los monstruos de madera que la rodean.
Ella mira, disfruta de su silencio, casi absoluto,
nada la inquieta ni la perturba en su inocencia rayana a lo increíble.
¿Qué habrá en su corazón que se brinda
y a la vez parece inaccesible?
Ni la boca del lobo, ni la garra del oso la inquietan,
en tanta pequeñez, tanta grandeza.
Son ese sol verde y esos árboles luminosos
tan imponentes como su chalina.
Ella está allí, quizá se vaya, no sé,
O tal vez se quede
para darle vida a toda esa vida.

6 comentarios:

  1. ¡Hermoso poema!¿esa chica andará en el bosque de mi blog?
    abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fiaris: Te cuento que en algunas oportunides tengo problemas con ciertos blogs a los que no puedo publicar comentarios, uno de ellos es el tuyo. Me encantaron tus últimos escritos. Espero que esto se solucione. Besos.

      Eliminar
  2. Hay personas que con solo su presencia lo llenan todo,el derredor cobra vida.
    Son como hadas o duendes mágicos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ella es magia y mago es quien la convoca
    ella la mitad del cielo, la otra mitad el que la ama

    precioso poema Claudio
    abrazo grande y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. En ese bosque, con tan solo su presencia, inunda de inocencia cualquier pesadilla, cualquier monstruo.

    Besos, Claudio.

    ResponderEliminar
  5. Ella es vida, luz y fuerza. Ella todo lo revive, renace y crea. Ella es armonía, magia y esperanza. Ella...es el amor.
    Un abrazo Claudio.

    ResponderEliminar