Seguidores

jueves, 25 de agosto de 2011

Tu arquitecto

En el umbral de tus ojos verdes

me atrevo a llamarte

para recorrer cada espacio de tu casa

y disfrutarla con mis dedos de arquitecto

sintiendo que te he formado

en cada caricia, en cada beso.

la recorro porque me gusta

admirar el living de tus senos

la cocina de tu cintura

y tu pubis que alcoba

me llama a su cobijo.

me gusta admirarte

construirte y desconstruirte

redecorarte o minimamente

pintar tu fachada

y en caso de lluvia

sanar esa pequeña gotera

que moja tus mejillas.

25 comentarios:

  1. La luz de sus ojos te iluminan los planos de tan buena arquitectura de palabras...bellas palabras.

    ResponderEliminar
  2. Me detengo pensando en esa definición que hace de su cintura y me pregunto: ¿Por qué cocina? De dónde sacaste lo de cocina. Está bien la reconstrucción.

    Saludos cordiales Claudio.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tienes una manera muy particular de plasmar tu sentir en las letras, me gusta leerte. Buena entrada la que nos dejas hoy.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lindo e cheio de amor.
    Beijos e boa noite!!
    Carla

    ResponderEliminar
  5. que diseño más romántico, creando planos en las sensaciones es una gracia fina de un maestro avezado

    Felicitaciones Claudio
    feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Como responsable de la "Obra" te dedicaste a contemplar cada espacio teniendo en cuenta las necesidades de los mismos, eso habla de un buen profesional.

    El tema de la pequeña gotera es para tener en cuenta, (por lo general vuelven a aparecer, hay que sellar muy bien las grietas).

    Hermoso Claudio, cariños.

    ResponderEliminar
  7. Hola Claudio, Buen arquitecto. Precioso poema. Besos, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  8. magno arquitecto eres sublime poeta construyendo dulces versos, muchos besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz domingo.

    ResponderEliminar
  9. Un arquitecto exquisito.
    Toda la obra es una delicia.
    Felicidades.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena obra, por lo visto; como todo creador estas enamorado de tu obra. Bellos y sensuales versos.

    Ale

    ResponderEliminar
  11. "Sanar esa pequeña gotera que moja tu mejilla".
    Eres un arquitecto de la poesía.Me han gustado tus versos.

    Muchos saludos.Fue un agrado leerte.

    ResponderEliminar
  12. Respecto a tu pregunta en mi blog sobre si vi "Mis tardes con Margaritte". No la he visto, pero acabo de ver el trailer y sólo me queda decirte que la voy a buscar para verla. Gerard Depardieu es un excelente actor.

    ResponderEliminar
  13. que bonito escribes!
    eres puro sentimiento y lo plasma tan bien....

    ResponderEliminar
  14. Impecable arquitectura de versos. El final sin desperdicios. Genio e ingenio juntos en este trabajo estupendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Arquitecto, aparejador, encargado y albañil. Todo en uno para una buena construcción.

    ResponderEliminar
  16. Preciosa toda la construcción, con manos de seda y la ilusión en el corazón. De ti deberían aprender muchos de esos arquitectos...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Que bonito encontrarme por la mañana con tan bonitas palabras hacia una mujer...!

    Un texto con mucho amor,.
    Como dice campoazul muchos otros arquitectos deberían tomar nota de esto.

    Un abrazo y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  18. Bela arquitetura de palavras com muito amor e
    ternura. Amei!

    Maria Luísa

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por tus palabras, un abrazo grande lleno de energías para este viernes:)

    ResponderEliminar
  20. Paso, vuelvo a leerte y te dejo mi abrazo de siempre.

    ResponderEliminar
  21. Con una construcción así de perfecta sólo queda admirar la belleza de tal conjunto arquitectural.
    Eres un maestro.

    Besos, Claudio.

    ResponderEliminar
  22. Qué buen paralelismo entre los términos de la construcción y el cuerpo. Realmente deslizarse por él debe de ser algo parecido al fluir del espacio de Mies. Bellísimo poema. Y un final espléndido.

    ResponderEliminar
  23. Adoro la arquitectura, me viene de perillas este poema y el final es muy tierno, un abrazo desde la primavera chilena,

    ResponderEliminar