Seguidores

sábado, 7 de mayo de 2011

Ella

Ella estaba allí, apoyada en una de las columnas del loft, con su cabellera rubia, sus ojos verdes y la fina camisa desprendida. Sus senos hiperbólicos deslumbraban cubiertos con un sostén seductor. Sus labios entreabiertos llamaban a más, mucho más, como queriendo gritar su cautivante fuego, pero permanecían inmóviles, estáticos.

Él la veía a diario, cada mañana, y ella siempre estaba presente en la misma posición, en el mismo lugar.

Al principio solo la contemplaba pero poco a poco se fue animando a pronunciar alguna palabra en una voz casi imperceptible “hola mi amor ¿Cómo estás?”, “¡Qué hermosa sos!”, “Hasta mañana cielo”, pues sabía que el día siguiente ella estaría allí.

Alguna vez hasta se animó a soñar con ella. La encontraba en otro lugar y en otra circunstancia, entonces, se atrevía a acercarse a ella, buscaría seducirla y la invitaría a soñar juntos tantas cosas. Imaginaba sus lenguas jugueteando en sus bocas, recorriéndose la piel, gimiendo, gozando. Pero pronto debía volver a su mundo, a su rutina diaria, debía seguir camino a su trabajo conformándose con verla cada mañana en ese cartel publicitario de prendas de lencería.


20 comentarios:

  1. El final te quedó bordado.
    Buen micro, Claudio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Fabuloso! Un final completamente inesperado. ¡¡¡Felicitaciones!!!

    besos.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico!!! Sinceramente no me esperaba ese final, me sorprendió y me encantó.
    Felicidades Claudio

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Muy chulo el relato, a mí ya me extrañaba que ella no se moviera y siempre estuviera en la misma posición... :)
    El puede soñar cuanto desee, seguro que ella estará encantada...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. no ´sé donde se fue el otro comentario que recién subí , jajjaa

    repito , es un muy buen relato cero desperdicio en descripciones que no llevan acción, por el contrario realzan el final

    besitos :)

    ResponderEliminar
  6. bellisima fantasía de amor nos regalas magno poeta, esta asturiana te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de habitar en tu morada cuajada de sensibilidad y belleza, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar
  7. Me la veía venir!!!jajaja
    cariños

    ResponderEliminar
  8. Al no moverse pensé que sería una estatua. Mientras tú sueñas con ella, ella ni siquiera sabe que existe. En fin, buen escrito cargado de erotismo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Un micro más real de lo que parece, ¿cuántos no habrá que fabrican esos sueños imaginarios?
    Gracias amigo, un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Muy bueno!!

    Estupenda historia, con las palabras justas para lograr un interesante micro cuento.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  11. Claudio, aun soñamos hombres y mujeres, con esos mensajes sublimes de erotismo gráfico andando por las calles, son parte del paisaje urbano, tan inalcazables ellos, como el producto que ofrecen
    saludos querido amigo mio

    ResponderEliminar
  12. ja, ja, ja.

    amigo.. el cartel.. conformarse sólo con eso...????

    los prefiero menos atractivos... pero mas cercanos.... y sobre todo reales...ja, ja, ja.

    Un beso..

    ResponderEliminar
  13. He puesto en mi Mirada algo tuyo con un vinculo a tu blog..

    espero que me des permiso...

    y no te moleste..

    para mi es un placer.

    besos

    ResponderEliminar
  14. Querido amigo, ya he publicado en el Halcón, una selección de tus poemas..

    espero que te guste,si quieres que cambie,algo,si hay algo que no te gusta.. o lo que sea, no tienes nada mas que decírmelo..

    y encantada lo cambiaré..

    ha sido un placer bucear en tu blog.. y ver tus poemas..

    he seleccionado el material que mas me ha gustado a mi.

    un beso.

    deseo que todo marche bien.

    ya me dices algo si puedes.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué bueno! Te quedó genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ¡Vaya, como es de penetrante la publicidad que recurre a la sensualidad y a la seducción femenina!...
    Gracias por tu visita!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Claudio donde te metes.

    espero que estes bien..

    saludos

    ResponderEliminar
  18. Era de imaginar, ninguna chica es impasible a esas bonitas palabras. Algún día, ella hubiera contestado. Me ha gustado
    Un saludo

    ResponderEliminar