Seguidores

jueves, 27 de enero de 2011

Cosas a recuperar

Que recuperar, no se, quizás algún momento pasado
cuando la alegría se convertía en vida
o que la vida, misterio de niñez o juventud
era una alegría simple. sin complicadas elucubraciones
que hoy la alejan de su verdadero sentido.
Tal vez recuperar una sonrisa,
esa, llena de frescura.
o esas risotadas que doblaban nuestro cuerpo en dos
en medio de la calle, sin sentir vergüenza
de que estábamos riendo.
Recuperar esa certidumbre
de que uno es uno con el cosmos
y que por eso somos su dueño
ya que el cosmos nos pertenece
en su plenitud y esplendor
por el simple hecho de estar vivos.
Recuperar la fragancia de la primavera,
y en definitiva, recuperar ser yo mismo,
entero, puro, digno
e inmensamente feliz.

16 comentarios:

  1. que buena entrada, recuperar algo del pasado...
    Felicitaciones Claudio, aunque en mí todo lo dejaría tal cual , a veces lo que recuperamos es solo una ilusión de nuestras mentes

    besos y buen viernes:)

    ResponderEliminar
  2. ¿Recuperar? Rehacer, olvidar, perdonar, no resentir. Recuperar es difícil; o volver a ser el que se fue. Somos de nuevo con nuevas sonrisas, con nueva cara, sin rencores, olvidando, perdonando. Rehaciendo.

    Muy profunda tu entrada.

    Me gusto bastante.

    ResponderEliminar
  3. Sólo por recuperar algunas sonrisas nuestro yo es ya de por si inmensamente feliz.
    Besos, Claudio.

    ResponderEliminar
  4. Recuperar la soltura de mi risa, mi sonrisa perdida, la vida de mi hija, tantas cosas tan simples y sencillas pero inalcanzables de recuperar.
    pero se que es parte de la vida y debo dejar ir lo ya vivido.
    un gusto leerte

    ResponderEliminar
  5. Creo que no podemos recuperar nada, lo pasado pasado está...sólo podemos retenerlo en la memoria como recuerdos agradables.
    Lo importante es mirar el presente porque el futuro es incierto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. recuperar los tiempos felices del ser, en esta vida llena de sorpresas, es una tarea difícil, solo recordemos con amor haberlos vivido.
    te saludo estimado Claudio.

    ResponderEliminar
  7. DEBERIA SER ASÍ, PERO NO, HAY MUCHOS(AS) QUE SÓLO QUIEREN HACERSE LAS VICTIMAS. FULL POST, MUY CERTERO!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  8. necesito recuperar la alegrriaaaaaaaaaa!! mi vidaaaa!! jajajaja que buen blog este eu. que buena entrada..

    ResponderEliminar
  9. Muy buen escrito, yo también te sigo desde ya.

    ResponderEliminar
  10. Sería genial poder recuperar algunos momentos, sin embargo no están perdidos, viven en nuestro corazón jamás se irán de ahí, ahora hay que vivir el presente e intentar reír como antes...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la entrada, huele a melancolía, a una tristeza vieja vestida de literatura.

    ResponderEliminar
  12. No se si valdría la pena volver atrás, a veces pienso que realmente hay cosas que recuperar, otras, que debemos dejar el pasado donde está, pues pasado está. Eso de cualquier tiempo pasado fue mejor es nostalgia a los bellos recuerdos que ahí quedarán para ser recordados, hojas de nuestra historia, hay que avanzar, y llegar a nuestro centro, cargado de tantas cosas deseando salir.
    Gracias por tu visita, gracias por quedarte, gracias por tu huella para llegar a ti.Se bienvenido así como espero serlo yo aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Tu nombre me trae recuerdos, ¿los tendré que recuperar? No volverán, pero fueron y son hermosos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Claudio, las cosas, los hechos perdidos, son irecuperables, lo que sí creo puede y debe intentarse recuperar es la actitud ante el hecho del existir. Mantener vivo lo que se denomina el "niño interior", el que sigue viviendo en los sótanos de nuestra mente, recuperar en fin, la magia de la ingenuidad. En eso nos ayuda la poesía, la creación en general. Este poema es todo un acto de recuperación, bello, inteligente, lleno de luz. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  15. un abrazo grande, muchas gracias por volver a mi rincón
    FELIZ SEMANA:)

    ResponderEliminar
  16. yo también anhelo esas risas que oxigenaban salvajemente el existir...a veces aun sucede...pero no tan seguido,ni tan fácilmente...qué perdemos al crecer? saludos!

    ResponderEliminar