Seguidores

lunes, 23 de agosto de 2010

Cirugía mayor

Soy cirujano de mi cuerpo.
Abro mi corazón
y apenas lo miro
aparecen un montón de sensaciones.
No las dejo escapar
las capturo
a pesar de que una sonrisa
quiere volar
quien sabe donde
la atrapo en un sueño
y la suturo a mi boca
para que a partir de uno
pueda ser sonrisa en todos.

3 comentarios:

  1. Preciosa originalidad la de este poema! Un hallazgo interesante este tipo de cirugía, y con magníficos resultados, pues ya se dibujó una sonrisa en mi cara.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena idea lo de tu cirugía, estamos faltos de sensaciones no se pueden dejar escapar, hay que retenerlas hasta encontrar a la persona idónea para dárselas...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. A veces abrimos el corazón esperando una caricia... y sólo queda en eso, una espera.

    Gracias por tus palabras en mi blog y deseo que pronto te sean publicadas por Dunken tus obras. Un cariño.

    mariarosa

    ResponderEliminar