Seguidores

martes, 22 de junio de 2010

Entrega

Te entregas con tu cuerpo
entera
en cada espacio y en cada aliento.
Te entregas en tu sonrisa
en tu mirada manifiesta
con la frescura de tu boca
y tus ojos azabache.

Te entregas con tu piel morena
en tu fragancia dulce
en tu sudor tibio
en cada gemido orgulloso
en cada rincón apetecible.

Te entregas...
y yo también me entrego
por eso cedo así a tus brazos
y cuando una lágrima
cae por tu mejilla
la bebo con un beso.

Y en esa entrega
que es tuya y mía
te recorro
y dejo que me recorras
despacio / simple
silenciosa / eterna.

2 comentarios:

  1. Esas entregas... son tan especiales...y tan magnificas...

    seductoras intensas, trocitos de eternidad.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Claudio! Gracias por visitar mi blog. Espero verte a menudo, aunque me iré en estos días de vacaciones a Argentina y no volveré hasta fines del verano.

    En cuanto a tu poema, me ha gustado la sencillez con la que te expresas. Justo ayer conversaba sobre ese tema. Hay un autor que me gusta mucho, aunque es de narrativa, Adolfo Bioy Casares, y me llama mucho la atención cómo es capaz de atrapar al lector con la aparente sencillez de un trabajo casi perfecto.

    Un saludo. Nos vemos

    ResponderEliminar