Seguidores

viernes, 19 de marzo de 2010

Mi pequeña caprichosa

Mi pequeña caprichosa
ojos oscuros,
beso tus pies desnudos,
entregados
y hasta me siento morir tan de repente
que mi alma es esa herida abierta
amaneciendo en las raices
de esta noche venturosa
que te tengo a mi lado
y la locura desatada
desenreda el deseo
crepuscular, nocturno
eterno
y estalla en pasión descontrolada
bebiendo tus fluidos nuevamente
una y otra vez...

y nunca acaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario